Felicidades por su embarazo. Usted está comenzando un periodo lleno de grandes esperanzas y una amplia variedad de sentimientos.


Mientras más se prepare usted ahora, más segura se sentirá cuando su bebé nazca, y cuidarse mientras se está embarazada es la mejor manera de asegurar un bebé saludable.


El embarazo es un estado totalmente fisiológico en el cual suceden cambios físicos y psicológicos de su naturaleza. El embarazo se puede valorar por semanas, meses o por trimestres.


Los cambios que suceden pueden ser desde el retiro de la menstruación, nauseas, mareo, vomito, aumento de los senos (adoloridos), baja de la presión arterial (mareos, fatiga, somnolencia), estreñimiento, aumento en la frecuencia al orinar, sangrado de encías hasta los cambios psicológicos los cuales son muy frecuentes sobre todo en el primer embarazo como un estado depresivo (llanto fácil) e irritabilidad.


El objetivo del control prenatal es mejorar la salud de la madre y el niño previniendo o detectando problemas del embarazo y promoviendo actividades saludables.


Tan pronto que usted se da cuenta que este embarazada, debe de acudir con su ginecólogo para empezar su control prenatal durante el cual se solicitan exámenes de laboratorio, estudios de gabinete como ultrasonido. Su visita debe de ser periódica para una vigilancia estrecha de su embarazo, un control de peso adecuado, detectar problemas a tiempo, todo para que usted tenga un final feliz y tenga un hijo sano en sus brazos.

 


Primer trimestre:


¿Estaré embarazada?

Uno de los primeros síntomas que nos deben hacer sospechar de la posibilidad de estar embarazada es el retraso de la regla, pero hay más. En este artículo te explicamos los síntomas que indican el embarazo.


1. El sentimiento de maternidad
2. La fecundación
3. Cambios por el embarazo y síntomas

 


1. El sentimiento de maternidad


Las hormonas ocasionan los principales cambios que experimenta la mujer. La mujer tiene el privilegio de experimentar un complejo e impresionante proceso de la naturaleza, en el cual su cuerpo se va transformando paulatinamente para garantizar el buen desarrollo y la correcta evolución de una nueva vida. Todos estos cambios que se van sucediendo están originados por unas sustancias llamadas hormonas. Algunas de estas hormonas sólo se fabricarán en esta etapa de la vida. Estas además de garantizar y asegurar la progresión del embarazo y, obviamente, el crecimiento del bebé, las hormonas también afectan desde el punto de vista psicológico, creando un sentimiento de maternidad. La maternidad es una de las relaciones más importantes y sólidas que experimentamos desde que nacemos hasta que desaparecemos. Es la llamada relación madre-hijo, que ya empieza desde el momento de la concepción.

 


2. La fecundación


Todo empieza por la preparación de la mujer para la fecundación. El óvulo que se alberga en el ovario crece y madura gracias a las hormonas y, en el momento de la ovulación, se desprende del ovario y es recogido por las trompas, lugar donde se producirá la unión con el espermatozoide.

La culminación amorosa entre un hombre y una mujer se reproduce a nivel microscópico con el encuentro entre un espermatozoide y un óvulo. Cada una de estas células tiene 23 cromosomas y la combinación de ambas dará por resultado un nuevo ser (46 cromosomas), con características genéticas aportadas tanto por el padre como por la madre.

 


 

Con la fusión cromosómica se crea un nuevo ser, compuesto de sola una célula preparada para cumplir las órdenes codificadas en su material genético; la primera de ellas es reproducirse. A las 30 horas ya han sido formadas 2 células, a las 40, 4 y a las 72 horas se alcanza la etapa de 12 a 16 células, llamada mórula (de mora).

 


De la unión se forma el embrión que viajará a través de las trompas hasta llegar al útero. El viaje dura aproximadamente 6 días y la multiplicación celular ha continuado para formar el blastocisto. Posteriormente se podrán distinguir 3 capas formadoras: ectodermo, mesodermo y endodermo.

 

Gracias a la preparación de la capa interna del útero por efecto hormonal, el embrión se acomoda y tiene lugar la llamada implantación. En el útero empieza a crecer y a desarrollarse.

 


Las 3 capas forman un tubo abierto al frente, que se alarga para formar un bosquejo del cuerpo, el cual se segmenta y aparece una cola y arcos branquiales; vestigios primitivos de nuestra evolución. Se diferencían los primordios de lo que serán las vértebras y la médula espinal. Mientras tanto, un pliegue mesodérmico comienza a latir, marcando el inicio de la actividad cardiaca.

 

También hay atisbos de un primitivo tubo digestivo, surgen yemas pulmonares y las pequeñas protuberancias que serán las extremidades.

 

 

Una vez cerrada la pared ventral, disminuye el tamaño de la cabeza y se forman los ojos y la boca. Las burdas palas de remo se afinan y se convierten en manos y pies. El resto del organismo también madura y al finalizar el tercer mes, ya están formados todos los órganos, por esto, los 3 primeros meses o etapa de organogénesis son críticos.

 

La hematopoyesis inicia desde la sexta semana, por lo que los requerimientos de hierro aumentan.

 

 


3. Cambios por el embarazo y síntomas

 

Los estrógenos y la progesterona (hormonas producidas en el ovario) provocan de manera directa la mayor parte de los cambios observados en el cuerpo de la mujer embarazada.


- Uno de los primeros síntomas que nos deben hacer sospechar de la posibilidad de estar embarazada es el retraso de la regla.


- El crecimiento de los pechos y el aumento de tensión mamaria es uno de los cambios más inmediatos. Se debe al aumento de la cantidad de estrógenos los cuales favorecen y estimulan el crecimiento de las glándulas mamarias con el objetivo de prepararlas para la lactancia. Al inicio, la mujer nota una sensación molesta de peso y de congestión en los pechos. Poco a poco, las areolas se van oscureciendo de color.


- La sensación de náuseas, sobre todo por las mañanas (aunque hay mujeres que lo experimentan todo el día). Está es causada principalmente por el efecto hormonal de los estrógenos.


- La fatiga empieza precozmente y la mujer tiene la necesidad de dormir.


- La sensación de necesidad de orinar frecuentemente tiene su explicación lógica. La vejiga se encuentra situada por delante del útero. Al crecer el útero, presiona la vejiga y se tiene la sensación como si estuviera llena.


-También se experimenta estreñimiento, que va a ir aumentando a lo largo de la gestación.


- La mujer puede notar un sangrado de las encías. Son síntomas que se consideran dentro de la normalidad pero no quiere decir que todas los desarrollen.


- Durante las primeras semanas la mujer también nota cambios en su estado de humor, ya sea con llanto fácil o cierto comportamiento irascible. Se cree que son provocadas por los cambios en la concentración de las hormonas femeninas.


Otros de las síntomas son:

 

- Falta de apetito
- Agruras
- Dolor de tipo piquetes en el pelvis a los lados (dolor de ligamento)
- Exceso de salivación
- Disminución de peso

 


Dieta

 

• Por las mañanas coma galleta de soda o cereal seco antes de salir.


• Evite los alimentos grasosos, fritos y condimentados.


• Prefiera los alimentos fríos y frescos como leche, yogurt, gelatina, nieve, paleta, frutas en raciones pequeñas.


• Tome líquidos fríos entre comidas y no junto con ellas.

 

Alimentos ricos en fibras como es el caso de los cereales integrales. El incremento de peso no debe de ser mayor a 1-1/2 kg en este trimestre.

 

Evite grandes comilonas, coma raciones pequeñas, 5 o 6 veces por día junto con dieta fría y suave, así evitaras las nauseas y vómitos.

 

 

 

Segundo trimestre

 


A partir del tercer mes, se inicia la etapa fetal y la diferenciación cede su papel preponderante al crecimiento. Al quinto mes de vida, aún no alcanza los 500 gramos de peso, pero sus movimientos ya son claramente identificados por la madre. El feto está cubierto de un vello fino, el lanugo. Sus genitales se diferencían y el ultrasonido puede revelar su género.

 

La pared abdominal corrige la hernia aparente y disminuye el volumen del abdomen. Sus facciones se afinan y los ojos pasan del plano lateral al ventral. Los cartílagos comienzan a osificarse, de tal forma que los núcleos de osificación son visibles por Rayos X a las 12 semanas. Este proceso continúa hasta después del nacimiento.

 

Algunos cambios que se presentan en este trimestre son:

 

- Cambios en la Piel.

Problemas con el pelo y la piel similares a los que se experimentan
antes de una menstruación, la pigmentación continuará aumentando y
usted puede notar que una línea negra (entre el ombligo y el pubis).

 

- Estreñimiento.

Para aliviar esos síntomas:
• Coma mucha fibra como es el caso de los cereales integrales.
• Ingiera ciruelas e higos secos.
• Consuma mayor cantidad de líquidos.
• Haga ejercicio al aire libre (camine un poco diariamente).
• Aumento de Peso
• Flujo Vaginal

 

- La afluencia de sangre a la vagina y la vulva aumenta muy rápidamente, por lo cual éstas desarrollan una coloración púrpura. Las paredes de la vagina se ablandan y se relajan. Esto, sumado al desprendimiento de células de las paredes vaginales aumenta las secreciones de su vagina.

 

- Síndrome de Ligamentos Redondos.

 

- Sentir los movimientos fetales.

 

- Contracción de Braxton-Hicks (normales).

 

- Sueño Inquieto - Tu descanso se ve afectado por los movimientos del bebé, por lo cual te despiertas frecuentemente durante la noche.

 

- El aumento de peso debe ser entre 1 kg a 11/2 kg, por mes.

 

 


Tercer trimestre

Al fin está llegando a la meta! Puede estar experimentando toda clase de sentimientos encontrados: por un lado la emoción y expectativa de que muy pronto tendrá al bebé en sus brazos, y por el otro lado no puede dejar de preocuparse sobre cómo va a salir todo y si será una buena madre.

El crecimiento ha continuado de modo que a las 36 ó 40 semanas pesa entre 2.5 y 3.5 kilos y mide aproximadamente 50 centímetros. El cráneo sigue siendo lo más voluminoso, pero esto ayudará durante el parto. La piel se recubre de tejido subcutáneo y pierde su aspecto arrugado. Los genitales están bien desarrollados y los testículos han descendido al escroto. Aunque puede sobrevivir desde el sexto mes de vida, ahora su sistema cardiopulmonar está maduro y podrá vivir fuera de la protección del útero. Todo está listo para el nacimiento.


Este tercer trimestre tiene sus inconvenientes pero trate de distraerse con la decoración del cuarto y la preparación de todo lo que necesita el bebé antes de nacer.


Todavía le falta tomar muchas decisiones como de qué manera va a tener al bebé? Consideraría inducción al parto? La posibilidad de cesárea? Qué anestesia se aplicará? Le dará leche materna o biberon con leche maternizada? Debe prepararse bien y preguntar y decidir con su esposo y médico tratante todo lo referente al parto.


Hacia el final del embarazo, usted puede sentir preocupación por la disminución en la actividad fetal. Esto puede ser normal debido al rápido crecimiento fetal y al poco espacio uterino pero es bueno informar al médico cualquier cambio o disminución de la actividad fetal por si acaso.


La liberación de una hormona de embarazo llamada relaxina, produce un “ablandamiento" de la articulación de las caderas lo que puede ocasionar que usted comience a cojear; por otro lado el aumento en el tamaño del útero hace que su postura se arqueé con la columna hacia adelante causándole dolores de cadera y espalda.


Puede sentirse muy incomoda para dormir durante estos últimos meses, trate de dormir de medio lado para evitar la posición boca-arriba que no es conveniente para el feto. Coloque unas almohadas de soporte en el torax y entre sus piernas.


A medida que se acerca la fecha probable de parto, la tensión aumenta y las inquietudes surgen por todas partes: Sentiré mucho dolor? Cuánto durará el trabajo de parto? Normalmente el trabajo de parto para una primípara dura entre 11 y 15 horas.


NUTRICION PARA LA MADRE Y EL HIJO


Comer los alimentos correctos cuando se está embarazada es quizá el mejor regalo que le puede hacer a su bebé. Una buena dieta para el embarazo debe ser variada y estar bien balanceada. Esta incluye suficientes frutas y vegetales frescos, granos enteros, productos lácteos, proteínas, algunas grasas y ocho vasos de líquidos al día. El comer alimentos en abundancia y ricos en calorías es perjudicial para su salud y la de su bebé. El sobrealimentarse sólo le llevará al sobrepeso, lo que trae complicaciones al final del embarazo y durante el parto, así pues que olvide eso de que usted debe "comer por dos"

 

 

ALIMENTOS QUE DEBE COMER:

 

• Proteínas: Pollo, pescados, huevos, frijoles, nueces, quesos, leche, lentejas, salchichas, jamón.


• Vitaminas, minerales y fibra: Frutas y vegetales frescos, cereales y panes de granos enteros. El consumo moderado de sal es necesario para usted y para su bebé, sólo en casos muy especiales se restringe su ingesta. El hierro, el ácido fólico y el calcio, deberán tomarse mediante medicamentos que su ginecólogo le indique.

• Calcio: Productos lácteos.


• Hierro: Verduras, frutas secas, frijoles y almendras.


• Líquidos: Mucha agua, jugo de frutas y otros líquidos proporcionan la cantidad adecuada de fluidos necesarios para usted y su bebé.

 

 

ALIMENTOS QUE DEBE LIMITAR:

 

• Grasas: Mantequilla, margarina, frituras, aceites.


• Dulces: Azúcar, jarabes, postres, bocadillos y refrescos, harinas, galletas.

 

 

ALIMENTOS QUE DEBE EVITAR:


• Cafeína: Café, té, cocoa, refrescos de cola, chocolate, algunos medicamentos.

• Alcohol y tabaco: Está plenamente demostrado el enorme daño que ocasiona el tabaco a los adultos, y en mucho mayor proporción a bebés en formación, Abortos, retardo en el crecimiento intrauterino ( bajo peso al nacer); es tres veces más frecuente la muerte de cuna en hijos de madres fumadoras, parto prematuro, desprendimiento prematuro de placenta, ruptura prematura de membranas, labio leporino, microcefalia, excitación aumentada del sistema nervioso, menor coeficiente intelectual, déficit de atención, comportamiento desadaptativo, alergias, bronquitis, asma, etc. son algunos de lo daños causados por el tabaco en mujeres embarazadas.


• Medicinas: Todo tipo de medicina que no sea recetada por su médico.


• Otros: No son recomendables los viajes largos, y si es necesario realizarlos se debe descansar 5 o 10 minutos (estirar las piernas) cada 90 minutos de camino. Las relaciones sexuales sólo son limitadas en el último mes del embarazo o si se presenta alguna complicación del mismo como amenaza de aborto o de parto prematuro. Se aconseja usar vestimenta holgada y zapatos de tacón bajo.

 


AUMENTO DE PESO DURANTE EL EMBARAZO


El peso promedio que se recomienda ganar durante el embrazo es de 10 Kg. ganar éste peso recomendado aumenta grandemente sus probabilidades de tener un bebé sano al término normal del embarazo.

De su peso inicial, el aumento deberá ser de la siguiente manera: El primer mes: 300 gms., el segundo mes: 600 gms., el tercer mes:1 Kg., el cuarto mes:2 Kg., el quinto mes:3 Kg., el sexto mes:4 Kg., el séptimo mes:6 Kg., el octavo mes:8 Kg., y el noveno mes:10 Kg. Después del parto, si usted continúa comiendo debidamente y haciendo ejercicios no debe tener problemas en regresar a su peso original.


EXAMENES:

Para un buen control, es indispensable además de controlar el aumento de peso y de los signos vitales junto con el desarrollo del bebé, practicar exámenes de rutina como lo son biometría hemática, glucosa y examen general de orina, y en casos especiales coombs indirecto (en pacientes con Rh negativo), perfil tiroideo, pruebas de coagulación, etc.


ESOS CONSEJOS:

Son muy frecuentes los consejos de amigas o familiares, acerca de lo que ocurre en el embarazo siempre con muy buena intención, pero a veces desorientadores y confusos y hasta en ocasiones preocupantes.

 

Es mejor hacer una lista escrita de las dudas que por lo común son justificadamente muchas y preguntarlas en la consulta. Si algún cuestionamiento debe ser resuelto con urgencia no dude en localizar a su ginecólogo a la hora que sea en los números telefónicos que le proporcionó.

 

 

LOS EJERCICIOS Y EL EMBARAZO


Mantenerse en forma siempre es importante, especialmente durante el embarazo. El ejercicio moderado puede fortalecer los músculos que usted usa en el parto, como los del abdomen, la pélvis y la parte baja de la espalda.

El ejercicio durante el embarazo facilita la paciente tener un trabajo de parto activo con mínimas molestias y enfrentarlo en forma positiva y obtener el resultado en la forma mas cómoda posible. Caminar 30 a 40 min. diario, hacer bicicleta estacionaria o caminadora o natación son los ejercicios sugeridos durante el embarazo, siempre cuando no existe alguna contraindicación para hacerlo. Si usted no ha estado haciendo ejercicios regularmente, el embarazo es el momento ideal para comenzar un programa de ejercicios.


1.- Sentada con la espalda recta y las piernas dobladas, apoyando planta con planta, sostener los brazos a la altura de los hombros, levantar contrayendo, doblando codos y bajar a la altura de los hombros nuevamente, repetir 8 veces.

 

2.- Acostada boca arriba, levantar los brazos al mismo tiempo que contrae sus músculos abdominales y levante sus piernas dobladas, este ejercicio también puede hacerlo tomando con ambas manos sus músculos abdominales una vez contraídos, levantando las piernas dobladas, repetir de 6 a 8 veces.

 

3.- Sentada con la espalda recta, doble y contraiga los brazos y ciérrelos al frente apoyándolos con fuerza, suba y baje los brazos, repita de 6 a 8 veces.

 

4.- Colóquese en cuclillas, manteniendo recta la espalda, de preferencia apoyando los talones en el piso, sin dejar que los pies roten demasiado hacia afuera o adentro, empuje las rodillas con sus brazos para estirar los músculos de la parte inferior del muslo.

 

5.- De pie con la espalda y piernas rectas y abdominales contraídos, contraer los perineales (músculos alrededor de la vagina) y contar de 1 a 8, bajar lo más que se pueda, abriendo más las piernas relajando los músculos perineales, contando de 8 a 1. Repetir de 4 a 6 veces.

 

6.- De pie con la espalda recta, piernas abiertas y brazos extendidos, bajar el brazo para tocar el pie del mismo lado que ha girado hacia afuera, cambiar al otro lado y repetir cuatro veces de cada lado.

 

7.- a) Con el abdomen contraído, rodillas separadas, estire la espalda y la cabeza, llevando los brazos hacia adelante estirados. b) Deje caer el peso de los glúteos hacia atrás recargándolos entre los pies, estirando la espalda, descansar la cabeza y los brazos, mantener esa posición por unos segundos, repetir de 4 a 6 veces.


8.- Sentada con la espalda recta, junte las planta de los pies, haciendo presión sobre las rodillas con las manos, para tratar de tocar la superficie del piso con ellas.

 

9.- Acostada con la espalda pegada al piso, y una pierna doblada, subir la otra cuando se inspira profundamente llevando el pie en arco, al bajar, contraer los músculos abdominales y expirar. Repetir 8 veces con cada pierna.

 

10.- Con las palmas y las rodillas apoyadas en el piso sin doblar los codos, extender la columna (como gato erizado), lo máximo posible hacia arriba, por unos segundos y volver a la posición original. Repetir 10 veces.

 

11.- De pie con las piernas separadas y la espalda recta, bajar abriendo las piernas, ponerse en puntas, bajar en puntas y asentar los pies en el suelo, repetir de 4 a 6 veces.

 

12.- Apretar firmemente palma contra palma, codos levantados, contraer los pectorales y aflojar; repetir de 8 a 12 veces. Tomar con las manos los antebrazos y levantar los codos a la altura de los hombros, hacer presión, para tensionar los músculos pectorales. Repetir de 12 a 16 veces.

 

Después de tener a su bebe, el ejercicio le ayuda a perder el peso extra que ganó y a volver a ponerse en forma.


Acuda a consulta antes de comenzar un plan de ejercicios después del parto. El ejercicio regular después del parto ayuda a endurecer todos los músculos que se estiraron durante su embarazo, especialmente en el abdomen y la base de la pelvis.

 

 

¿Que es mejor, Parto o Cesárea?


En la actualidad se ha abusado en forma importante la cesárea por muchas circunstancias como conveniencia, miedo al dolor, etc. etc… Pero sabemos que la forma más fisiológica para nacimiento es en forma natural.


Para que esto se lleve a cabo se necesitan dos factores muy importantes:uno es que el médico este convencido que es lo mejor para la paciente y dos que la paciente este convencida que es lo que ella quiere y confiar enteramente en el médico y no dejarse influenciar por terceras personas.


Existe complicación tanto en el parto así como en cesárea (siendo este último el de mayor riesgo). Lo más importante es que el médico esta capacitado para resolver estas complicaciones.

 

 

 

La cesárea debe ser una alternativa en primerizas, cuando no se da el parto por muchas circunstancias justificadas. Actualmente hay más auge que el nacimiento sea en forma más natural posible como nacimiento en agua o tina, sin anestesia y sin episiotomía. Esto es con la finalidad de tener un nacimiento menos traumático, totalmente fisiológico en un ambiente de paz, serenidad y mayor contacto con la madre y bebé.

 

 

Aún a pesar de tener un control adecuado, puede haber complicación en el embarazo como:


- preclampsia
- diabetes gestacional
- retraso en el crecimiento
- malformaciones fetales
- ruptura prematura de membranas
- infecciones
- disminución de liquido amniótico (oligohidramnios)
- sangrado
- óbito. etc.…

 

 

De cualquier forma su médico es su mejor guía, confíe en el.
Cualquier duda o aclaraciones hágaselas a su Ginecólogo.



 
 



Curriculum - Nuestros Servicios - Ubicación

Asesoría Pre-Concepcional - Anticoncepción - Control Prenatal - Esterilidad - Problemas Ginecológicos
Incontinencia Urinaria - Clinica de Displasias - Menopausia - Parto en Agua - Novedades - Ecografía 4-D

 

 


Este sitio requiere Flash Player 8 o superior, Click Aqui para descargarlo.